Mosaicos bizantinos desde la Basílica de Moisés, en Jordania.

El monte Nebo está junto al río Jordán, la frontera entre Jordania e Israel.
Según la Biblia fue desde el monte Nebo donde Moisés vio la Tierra Prometida después de atravesar el desierto desde Egipto con su pueblo, y justo antes de morir.
En el siglo III se construyó en ese monte una Basílica que se llama desde entonces la Basílica de Moisés.
En el siglo VI la basílica fue decorada con infinidad de mosaicos como los que tanto se habían empleado anteriormente durante el Imperio de Roma, y ya en el VI, en el Bizantino.
Por algún motivo, mientras que los mosaicos de las bóvedas se mantuvieron, los mosaicos del suelo se cubrieron con losas de granito, y así estuvieron, tapados, pero protegidos durante 1400 años. Fue en los años 70 del sg XX cuando se redescubrieron, recuperándolos para su contemplación por las personas.
Un fragmento de ese mosaico representa tres jinetes lanceros cazando, un león, un oso y otro, un jabalí rampante de grandes colmillos. Una imagen del sg VI tapada durante 1400 años y que podríamos no haber visto nadie, pero que es un vestigio más de lo extendida que estuvo la caza del jabalí a caballo por todo el mundo antes de la llegada de las armas de fuego.
Tenemos que agradecer a don Carlos Habsburgo que ha visitado el año pasado el monte Nebo habernos contado esta historia,y habernos descubierto la existencia de este mosaico.
Carlos Habsburgo estuvo invitado junto a una comisión de la Unión Europea encargados de estudiar posibles soluciones de Paz en una zona donde el rey de Jordania es una de las figuras más estables y respetadas.
No solo nos ha ayudado a identificar estos mosaicos fascinantes, sino que, en la tienda de recuerdos de la basílica, venden unos huevos de avestruz decorados con las mismas figuras que aparecen en el mosaico, estando incluso talladas en cada huevo la forma de las diminutas piezas de los mosaicos.
Carlos Habsburgo cargó con dos huevos de avestruz desde Jordania para traerlos de regalo a sus amigos españoles del Club del Lanceo español, y ningún otro tesoro nos hubiera podido gustar más.

ALLOZAR   MONTE NEBO (86)

ALLOZAR   MONTE NEBO (94)

Carlos Habsburgo es un gran aficionado al deporte en general y como tantos de sus antepasados, a la caza a caballo.
En Austria está considerado delito que las familias antiguas o los miembros de la familia Imperial usen sus títulos. Está prohibido. Es curioso comparar esa prohibición con la total libertad con la que en el Reino de España se pueden ondear banderas tricolores, y otras manifestaciones republicanas.
Carlos Habsburgo es el nieto mayor y heredero, por tanto, del último Emperador Austrohúngaro.
Los monárquicos de todo el Mundo, desde España a Japón, pasando por Jordania, le dan el tratamiento de Su Alteza Real e Imperial el archiduque Carlos de Habsburgo Lorena.

E (75)

Just besides the border with Israel, in Jordania, you can find mount Nebo. According to Christian tradition it was there where Mose was able to see the Promised Land after his long journey from Egipt, and it was there where he passed away. According to the final chapter of the Book of Deuteronomy, Moses ascended Mount Nebo to view the Land of Israel, which God had said he would not enter.
In the III century a chapel was build there after Mose, and in the VI century completely decorated with mosaics as it was frecuently done during the Roman and the Bizantine empires.
For some reason, the mosaics in the floor where covered with granite, and it wasnt untill the 70s on the XX century when they where rediscovered. On one of those mosaics you can find a lancer riding after a boar, and two others after a lion and bear.
We want to thank Karl Habsburg that not only discovered for us the existence of this mosaics but he even brought from there two reproductions of this images engraved in ostrich eggs that where sold in a shop nearby.
Karl Habsburg is a keen sportsman and also a keen hunter on horseback as many of his ancestors have been in the past.
We note here that in the Austrian Republic where Karl Habsburg comes from, it is forbidden to use titles from the days of the Empire. A huge contrast with the situation in the Kingdom of Spain, where anyone can wave republican flags or simbols with total freedom.

In any case, for all royalist in the World, from Spain to Japan, and also Jordan, Karl Habsburg , elder grandson of the last austrohungarian emperor, is considered His Imperial Highness the archiduke Karl Habsburg-Lotringen.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *